ROBORYNER

No hablemos de esto por favor.

Soy gilipollas. Un gilipollas ha escrito esto último en un descuido. He dejado un momento el ordenador en la mesa del bar en el que estoy sentado para ir al lavabo y cuando he vuelto me lo he encontrado escrito. Sospecho de un indigente negro estirado en la parada de bus que se ríe. Se que sabe lo que sabo pero lo disimula muy bien. Te odiaré siempre gorila cologar, solo espero que no me olvides.

El proyecto roboryner viene ya de lejos, ¿sabéis a qué me refiero? (lejos = piernas). Tengo un amigo que va en silla de ruedas. En un momento dado decidí que no solo ellos tienen el derecho de poder ser un robot. Así nació ROBORYNER, el robot de cocina inteligente que no camina.

FICHA TÉCNICA:

[1] Agente naranja

[2] Orina humana (6,5L)

[3] Random crisis

Puedes colgarlo del techo, ponerlo en el suelo, en una silla, o incluso colgarlo del techo sin hacerte daño. Ideal para fiestas de cumpleaños y despedidas de solteros. ¿Te atreves con los críos? Hoy es tu día de suerte: si pagas las entradas con targeta de crédito, te enviaremos un ejemplar con el depósito cargado envuelto en una tarjeta igual a la tuya (¿qué es lo que está envuelto, el depósito o el ejemplar?)

Amigo descalzo, no me olvido de tí. A KNOW WHATTA NOWWA